lunes, 30 de enero de 2017

11.22.63 1x05 (The Truth)

Nueva semana y volvemos a la carga con 11.22.63 (no os preocupéis, la semana que viene hablaré de otra cosa). Concretamente pasamos al quinto capítulo que nos presenta la segunda mitad de la temporada, además de pasar por un punto que estábamos esperando de la trama: el intento de asesinato hacia el general que debería haber dejado claro si era Oswald o no. Pero no nos adelantemos.

Empezamos con la discusión con la novia por las cintas en ruso. Evidentemente ella se enfada y le deja, lo que acaba por darle más tiempo para prepararse de cara al día en que descubrirá si el autor fue Oswald no (tras cuya muerte el chico quiere seguirle al presente).
Pero el tiempo es un cabrón que ataca de formas violentas para que no lo cambies… así pues, cuando han limpiado la casa y se dirigen a casa del general para descubrir el pastel, el protagonista recibe una llamada del ex de su novia: parece que la ha secuestrado.

Una carrera más tarde y le tenemos en casa de la novia, con un psicópata con todas las letras amenazando con matarlos a los dos y a ella con la cara rajada. La escena se las trae, el ex hace un papel remarcable y la tensión se masca cuando intenta que el protagonista se beba un vaso de lejía. De verdad que aunque sea una escena que vemos con cortes (hay flashbacks, seguimos al chico…) sigue siendo un escenón que nos tiene enganchados ante la pantalla durante todo el tiempo que dura, y es bastante.

Y luego está el chaval, a éste le putean haciéndole ver a una mujer que se parece a su hermana muerta, mujer que le hace perder la posición y perderse el disparo (algo que le deja realmente hecho polvo).

Conclusión? Todo el trabajo se ha ido a la mierda y siguen sin saber si fue Oswald o no.
Quitando éstos momentos centrales del capítulo tenemos también unos cuantos más, como cuando le echan del instituto, la despedida de la secretaria (personaje que me encanta), cómo intiman el chico y la mujer de Oswald… todo con esa ambientación tan buena que hace la serie de los años 60, donde un director de escuela podía torearse a un agente de la ley o donde parece que era más importante el aspecto de una mujer que su vida.

Me ha gustado especialmente lo que hace el tiempo para evitar que lo cambien, escena violenta en casa y puteo psicológico fuera. Y la resolución del secuestro me ha parecido muy bien llevada, con la gente tomándoselo de forma muy distinta a como lo haría a día de hoy.

Muy buen capítulo que hace avanzar la serie en sus dos frentes principales: la autoría del asesinato de JFK y la relación amorosa del protagonista (al que no veo yo volviendo a su tiempo cuando todo acabe).

Sólo quedan tres capítulos para terminar, y por el momento me parece una serie recomendable: cortita, con buena premisa, buenos actores, buena ambientación, historia de amor… no es perfecta, pero sí que consigue enganchar a poco que te metas en ella. Veremos cómo termina.

Valoración en Followmytv: 8,0.

PD. Ya tocaba que le dijera la verdad a la novia, me gustará verla implicada en la resolución.