lunes, 20 de febrero de 2017

Sherlock 1x02 (The Blind Banker)

Lo dije la semana pasada y lo repito ésta: puede que veáis un comentario por semana de Sherlock, pero no os mal acostumbréis porque no es seguro que el ritmo se mantenga constante. Avisados estáis.

Éste segundo capítulo es el peor valorado de la temporada, y creo que con justicia, porque me parece el peor de la serie en su conjunto.
En ésta ocasión tendremos como eje de la trama un caso que se va complicando más y más, uno que empieza con un encargo con un ex compañero que se dedica a la banca y que consiste en averiguar cómo se colaron en las oficinas del banco. El caso, como no podía ser de otro modo, se complica poco a poco, añadiendo a la mafia china, códigos secretos y una serie de objetos pasados de contrabando.

Diría que el caso es lo menos interesante del capítulo, incluso diría que lo lastra y que salvo algún que otro momento inspirado llega a hacerse hasta pesado. Es algo raro para que yo lo diga dentro de ésta serie que adoro, pero éste capítulo tiene momentos que me aburren cosa mala.

Por ejemplo, tenemos la escena del espectáculo, en la que la cosa se alarga demasiado, restando interés y deseando que termine de una vez. Incluso diría que a éste capítulo le sienta mal la duración, quedando más apañado en una horita.

Apenas tenemos nada de la dinámica entre los dos protagonistas que tanto nos gustó en el primero; aquí la cosa se enfría y se vuelve mucho más clásica, mucho menos chispeante. Por lo menos el personaje de Watson parece querer seguir con su vida, buscando trabajo y saliendo con una chica, pero la influencia de Holmes parece querer impedirle tener una vida más o menos normal.

Eso sí, el capítulo tiene algunos momentos dignos de recordar, frases de esas en las que Holmes se queda con todo el mundo, investigación a la vieja usanza y una música que se te pega y no te suelta.
No es un mal capítulo, simplemente se siente como un bache de calidad tras el impresionante capítulo de apertura, una demostración de que aquí también se puede pinchar. Pero incluso pinchando queda un capítulo mejor que la gran mayoría de series.

El tramo final tampoco es que salve el resto de ése pinchazo. La escena de acción es un tanto chapucera, y la resolución facilona. Al menos tenemos un momento final con Moriarty haciendo de las suyas.

Lo recordaremos únicamente por ser el capítulo de presentación de Sarah (la posible novia de John), por ver a Holmes manipulando a alguien que le quiere de forma muy rastrera (Molly) y por algún que otro momento puntual (Watson ligando casi de forma inconsciente, Holmes siendo él mismo…)

En fin, no creo que lo vuelva a visitar en futuras revisiones de la serie. Totalmente prescindible.

Valoración Followmytv: 8,2.
Valoración Imbd: 8,1.