sábado, 11 de marzo de 2017

Bone Tomahawk

Tres reviews de películas para el mismo día quizás son muchas, pero resulta que el fin de semana de hace un año fue especialmente bueno y tenía tres productos que me apetecía ver, entre ellos está Bone Tomahawk.

La película se nos presenta como un western de aventuras bastante tradicional, uno en un pueblo cerca de la frontera inexplotada. Allí, por motivos desconocidos (al menos al principio) un grupo de “indios” del que casi nadie tenía notica ataca la población y se lleva a una mujer. Lo que viene después? El viaje del sheriff y tres hombres más para encontrar a la mujer desaparecida y traerla de vuelta.
Y no es que sea una película con una acción desbordante o un ritmo trepidante, de hecho es una película de ritmo lento, pero de esas que no se hacen largas, sino que te atrapan con ir viendo a los personajes relacionarse entre sí y avanzar hacia su objetivo.

Cuatro hombres por tierra inexplorada, personalidades totalmente distintas: el sheriff del pueblo, su vejete compañero, un cazador de indios y el marido de la desaparecida.

La fotografía (llena de grano) y el vestuario nos llevan a un oeste totalmente salvaje, uno en el que el realizador no se corta un pelo para mostrar los estragos de un combate o un disparo, con gore explícito bastante salvaje en momentos puntuales (especialmente al final).

Los actores (los pocos que salen) cumplen perfectamente con su papel, cada uno nos da una personalidad distinta, una que se desarrolla durante más de una hora de la película y les lleva al tramo final.

Me gusta el tono inicial, que me recuerda a las pelis de Tarantino (al igual que la facilidad para mostrar casquería), mientras que más adelante diría que es una especie de Guerrero Número 13 llevada al salvaje oeste.

Una película realmente sorprendente, no es sencillo dar un producto tan peculiar como éste y conseguir engancharme, porque no nos engañemos, durante gran parte del metraje apenas pasa nada y aun así te tiene mirando lo que sucede y no deja de sorprenderte a medida que avanza.

El tramo final merece un comentario por sí mismo, pero valga decir que no es apto para estómagos sensibles.

Vale la pena verla? Mirad el tráiler y si os llama la atención dadle una oportunidad, en caso contrario quizás no esté hecha para vosotros. Sencilla y con las ideas muy claras, nadie diría que es la primera película de su director.

Valoración Personal: 8,5.