martes, 2 de mayo de 2017

IZombie T1

Lo sé, tengo que dejar de empezar temporada uno de tantas series porque al final las dejo aparcadas y me cuesta horrores llegar hasta el final. Pero qué queréis que le haga? Me encanta empezar una serie nueva y ver de qué va, a ver si me atrapa o la aborrezco.

IZombie ha sido la última en caer en mis manos (por culpa de Netflix), una serie que arranca fuerte: una doctora es invitada a una fiesta donde por motivos que no vienen al caso hay un ataque zombi, ataque que la convierte a ella en zombie, cambiándole la vida.

Lo gracioso del caso es que mientras coma cerebros puede tener una vida bastante normal, y es por ello que se va a trabajar a la morgue de la policía. Allí conocerá a un médico que querrá ayudarla y un detective con el que tendrá casos al más puro estilo Castle.
La serie funciona al principio como un puro procedimental, con la gracia de que la protagonista adquiere algunos rasgos de personalidad/recuerdos del muerto del que se come el cerebro, algo que ayuda en las investigaciones.

Ya durante los procedimentales me ha funcionado bien la serie, probablemente porque se rodea de un buen puñado de secundarios carismáticos (el ex novio, la amiga u otro zombi que empieza con un negocio bastante lucrativo). Son capítulos de cuarenta minutos, que se pasan rápido y que están aderezados con buen humor.

La serie va a mejor en su tramo final, donde no sólo tenemos el procedimental, sino que las miguitas que han ido apareciendo durante los capítulos anteriores nos llevan a que la trama general avance (más que en series similares), haciendo que el sabor de boca final sea más que notable.

Los actores están muy bien todos, incluso permitiéndose hacer bromas sobre el porqué los chicos salen sin camiseta tan a menudo. A ver, es una serie original de The CW, y si la comparas con las demás está muy por encima en nivel interpretativo (Arrow o Crónicas Vampíricas).

Otro punto a favor es su duración: sólo trece capítulos para la primera temporada, que evitan que te canses pronto de ella.

Eso sí, abstenerse estómagos sensibles. Aquí tenemos momentos gore en casi todos los capítulos, con cabezas abiertas o desmembramientos varios. No se recrean en ellos, pero están presentes y le dan otro tomo a la serie.

Su mezcla del caso de la semana, humor negro, personajes carismáticos y la trama de fondo hacen que el resultado global de la primera temporada sea muy bueno, pareciéndome el mejor procedimental que he empezado en el último año. El tiempo dirá si acabo poniéndola a la altura de Castle o el Mentalista, pero mimbres tiene.

Valoración Media Followmytv: 8,17.
Valoración Media Imdb: 8,42.