lunes, 25 de septiembre de 2017

Pearl Harbor

Hoy os traigo una película de 2001 (año de aciago recuerdo y quizás tuvo algo que ver con la poca recaudación de la película en Estados Unidos, tendría que mirar fechas…), una cinta dirigida por Michael Bay, con música de Hans Zimmer y con Ben Affleck y Josh Harnett de cabezas de cartel. Qué puede salir mal?

La película nos cuenta (de entrada) cómo dos amigos de toda la vida pasan a formar parte del destacamento de las fuerzas aéreas americanas en la base de Pearl Harbor durante la segunda guerra mundial. Un sitio recordado por ser el que recibió el mayor ataque de la historia en suelo americano y que acabó de empujarles para entrar en la segunda guerra mundial.

Pero, aunque la película acabe derivando en eso, lo que nos cuenta es una historia de amor, un triángulo amoroso en dicho período entre los dos amigos y una enfermera destacada en la zona. Una historia de amistad, con pequeños detalles de lo que se les venía encima (visión japonesa incluída) y una muy buena ambientación.

Es muy impactante ver el clima de relajación previo al ataque, y lo en bragas que acabaron pillándolos, pero eso no sucede hasta pasada la hora tres cuartos de película, con lo que os podéis hacer una idea del peso de la parte romántica vs la bélica.

Actoralmente es una película que funciona, desde los tres protagonistas (me encanta Kate Bechinsale, debilidad personal) hasta una cantidad ingente de secundarios de lujo (Alec Baldwin, Jon Voight, Cuba Gooding Jr. y un largo etcétera. Actores de renombre para papeles pequeños que le dan un gran empaque al resultado final.

Visualmente la película es espectacular, y no sólo por la ambientación de la época, sino por las escenas de acción del tramo final (recordemos que el director es Michael Bay) que nos muestran toda la crudeza de la guerra sin desdeñar en momentos espectaculares.

Buen ritmo, banda sonora a la altura del maestro Zimmer… y todo en casi tres horas de metraje. Quizás sea el metraje lo que más lastre a la película, y no porque esté mal, sino por la inclusión de algo en el tramo final que parece impuesto por el ejército para no acabar con la derrota en Pearl Harbor, y todo para un momento que bien podría haber pasado durante la batalla de la isla… es un lastre de media hora que te va desconectando en lugar de ser el subidón final; una lástima que no está mal, pero que no mantiene el nivel del resto del metraje.

Antes de la valoración final confesaré que soy fan de la película, hasta el punto de que la compré en DVD allá por 2002 y tengo el disco de Faith Hill en el que se canta la canción final de los créditos. Es una película con momentos muy ñoños que conectó conmigo en la época correcta, y se ha convertido en una especie de fetichismo personal (no está en mi top, pero le tengo un cariño especial). Un film que me gusta mucho.

Y pese a ello intentaré valorarlo de forma objetiva, es decir, teniendo en cuenta esa media hora final que me sobra (sin la cual le ponía un 10 y me quedaba tan ancho).

Creo que es una película que gustará a cualquier fan de las películas románticas o de las bélicas, juntando dos mundos a los que normalmente les cuesta tocarse. Una película muy entretenida de ver, y que recomiendo sin vergüenza (ahora, en esa época sí que me daba un poquito XD).

Valoración Personal: 8,8.