martes, 24 de octubre de 2017

Hoy os traigo una de esas series que llega de la mano de Netflix sin hacer demasiado ruido y acaba por atrapar a todo aquél que se le acerca: hablemos de Suburra.

Estamos ante una producción Italiana (para Netflix, no es de las que compra una vez hechas) de la mano de los creadores de la estupenda Gomorra. Una producción que sigue demostrando (como si hiciera falta) que en Europa se hacen muy buenas producciones televisivas.

El argumento nos lleva a Roma, una ciudad repleta de corrupción. En ella arrancamos con la posible venta de unos terrenos por parte del Vaticano, para lo que sobornan a un sacerdote con una fiesta con drogas y prostitutas, con tan mala fortuna (para él) que acaba por tener un infarto.

El sacerdote no muere, pero tres chicos muy dispares acaban uniéndose con pruebas para chantajearle. Uno es hijo de policías, otro hijo de una familia mafiosa y el tercero de una gitana.

La serie girará en torno a éstos tres personajes y sus mundos, además de la importancia de dichos terrenos, que irán implicando desde gente del ayuntamiento romano hasta un personaje apodado el Samurai.

Aviso que es una serie que tarda un poco en arrancar, pero que poquito a poquito te va tejiendo una muy buena trama y construyendo a unos personajes profundos, muy ricos y que evolucionan a medida que pasan los capítulos (como cierto miembro del ayuntamiento o los tres chicos que arrancan la serie).

En cuanto a la producción tenemos una serie sobresaliente, se nota no sólo el dinero que haya podido invertir Netflix, sino el buen hacer de los italianos en cuanto a fotografía e iluminación, no diferenciándose en nada de una gran producción americana.

Los actores están también muy bien, tanto los “adultos” como los tres chicos protagonistas. No sólo porque se hacen muy rápido con papeles muy dispares, sino porque se les nota la evolución de lo que les va sucediendo. Gran casting.

Así que os podéis imaginar lo que os diré a continuación: Suburra es una serie que hay que ver, aunque sea por comparar con lo que se hace en España (e irse a llorar a un rincón), con una primera temporada realmente buena y que pone los cimientos para lo que puede ser una segunda espectacular. Pegas? Las mismas que se le podrían poner a una serie HBO: ritmo algo lento, tramas que se desplegan a lo largo de capítulos... cosas que creo le vienen hasta bien.

Valoración Media Followmytv: Sin puntuar.
Valoración Media Imdb: 8,31.


PD: Recomiendo un ritmo máximo de un capítulo al día, que haga algo de poso.