martes, 5 de diciembre de 2017

Masters of Sex T3

Hoy os hablo de una serie bastante desconocida, terminada ya con cuatro temporadas, aunque nos centraremos en la tercera.

Masters of Sex sigue siendo la serie centrada en Masters y Johnson, ahora ya dos médicos con cierta reputación en el campo del sexo que siguen adelante con sus investigaciones y con sus intentos de que su trabajo sea más reconocido.

Así, en ésta tercera temporada buscarán patrocinadores para seguir adelante con su trabajo.

La temporada en sí deja un tanto de lado la temática del estudio científico para centrarse más en la vida personal de los dos personajes protagonistas (y aquellos que les rodean), dos personajes que están en puntos vitales muy distintos y necesitan cosas muy distintas también de la vida.

Sí, la serie abraza un poco el culebrón, con amores a tres bandas, infidelidades, etc... pero no por ello deja de tener el mismo interés que tenía hasta el momento. Digamos que ha ido evolucionado lentamente y cuando nos hemos querido dar cuenta el primer plano lo ocupaban las vidas de los dos protagonistas.

Es curioso ver cómo, mientras que ella parece ir hacia arriba, él tiene una caída libre realmente importante, girándose un tanto las tornas a lo que veíamos en la primera temporada.

El enfoque sigue siendo bastante serio, sin recrearse en algunos elementos en los que otras series se recrearían y apoyándose principalmente en un elenco de actores muy bueno y bastante amplio, con algunos viejos conocidos que vuelven y algunas tramas que eran secundarias que van apareciendo (me gusta especialmente el personaje del ex rector de la universidad).

Retrato de unos personajes y parte de una época que parece irnos quedando cada vez más lejos en una serie recomendable. Eso sí, no esperéis ni un ritmo trepidante ni grandes giros a cada capítulo, aquí tenemos tramas a fuego lento y personajes con un desarrollo bastante largo.

Valoración Media Followmytv: 7,73.
Valoración Media Imdb: 8,03.


PD: Los nuevos personajes encajan bien, incluso llegan a sorprender.