martes, 13 de febrero de 2018

Carbono Alterado T1


Carbón alterado es una de las sorpresas de Netflix para principios de año, una serie de producción propia basada en una serie de libros (trilogía) del autor Richard Morgan. Y lo es porque había pasado bastante por fuera del radar hasta su estreno.

Es una serie de diez capítulos cercanos a la hora y nos cuenta la historia de Takeshi Kovacs, un convicto de una guerra de hace más de dos siglos al que despiertan para que investigue la muerte de una de las personas más ricas del mundo.

Estamos ante una serie de ciencia ficción, ambientada en un futuro distante donde la muerte se ha superado mediante copias de seguridad que llevan todo el mundo en la nuca, así, al morir, pueden volver a la vida poniendo dicha copia en un cuerpo “vacío”. Con ésta premisa se ha creado una sociedad que no tiene apego por el cuerpo, ni por la vida del mismo.

El desarrollo de la serie es bastante de novela negra, con la investigación de la muerte, pero tiene muchísimo más peso la personalidad de su protagonista, su pasado, su forma de ser... es uno de esos personajes de múltiples capas, aparentemente imperturbable por fuera pero con un corazón bastante grande en su interior, alguien que ha vivido muchas cosas y al que el peso de las mismas parece aplastar.

Hablando de personajes, tenemos un buen puñado de ellos interesantes y que dan para spin off. Desde el matrimonio millonario que devuelve a la vida al protagonista hasta una inteligencia artificial que regenta un hotel pasando por una policía emperrada en que Kovacs es una amenaza. Además, todos y cada uno de ellos está interpretado con solvencia, especialmente el protagonista (Joel Kinnaman).

En cuanto a la producción... una auténtica maravilla: estamos ante una serie que transcurre generalmente en interiores, pero que se permite desmelenarse cuando se muestran ciertas calles o paisajes de la ciudad donde transcurre la acción, en esos momentos te crees totalmente que estamos en un futuro lejano, con edificios que perforan las nubes o calles oscuras repletas de neón (muy a lo Blade Runner). Un gustazo.

Es evidente que la ciencia ficción está de moda, que los efectos especiales ya no son un impedimento y que la calidad de los guiones no tiene porqué estar comprometida con hacer una serie apta para un público muy amplio. Carbono alterado es una gran serie.

Pero tiene algún fallito menor que también vale la pena comentar. El principal es una ligera bajada de ritmo en el tramo medio de la serie, momento en el que cambia un poco de tercio y se toma su tiempo para que lo asimilemos. No es algo que moleste, pero allí está.

Creo que es una serie que vale la pena ver, ciencia ficción con enfoque adulto, que no se corta al plantear algunos temas morales (como que los ricos puedan elegir cuerpo mientras que los pobres igual no tienen ni para “reencarnarse), no se corta con los desnudos (femeninos integrales) y tiene un alto nivel de producción y de actores.

Me quedo con ganas de saber más del protagonista y su pasado (aunque nos enseñan bastante) y de cuál será el camino a tomar por la serie en su segunda temporada, ya que ésta primera cada bastante cerrada.

Por todo esto os recomiendo que la veáis, si en un par de capítulos veis que no es lo vuestro, la podéis dejar sin problema. Pero al menos merece una oportunidad.

Valoración Media Followmytv: 8,42.
Valoración Media Imdb: 8,49.