miércoles, 28 de febrero de 2018

Mira lo que has hecho T1

Hoy os traigo una serie para nada habitual en el blog, una serie española (de las que acostumbro a huir) y del género de la comedia (ya ni hablamos). Y cuál es el motivo de que la haya visto? Berto Romero, un humorista que me hace mucha gracia y cuyo proyecto quería ver.

La serie nos llega de la mano de movistar, son sólo seis capítulos de poco más de veinte minutos y tiene (ahora) un 7,6. en imdb, lo que no está nada mal.

La idea de la serie no puede ser más sencilla: ver cómo afecta la paternidad a una pareja relativamente joven, cómo te cambia la vida y en qué tipo de situaciones llega a ponerte. Pero no sólo al padre de la criatura, también a la madre y al resto de círculo familiar más cercano.

Por suerte la serie no se detiene allí, y también se atreve a meter algunas reflexiones sobre lo que significa hacerse mayor y cómo se ve a los padres cuando es padre a su vez.

La serie es una comedia, de esas que no se cortan en ningún momento ni con el tipo de humor ni con lo que se muestra en pantalla. Es un humor negro que no se pasa de escatológico y que juega mucho con las situaciones más que con el gag fácil.

El que cada capítulo tenga sólo veinte minutos ayuda mucho a la serie, le da un ritmo que no encuentras en el resto de comedias españolas, y la frescura que aporta el que esté dirigida a un público adulto (y que a poder ser haya tenido niños en algún momento) hace que empatices mucho más con ella y te tenga en sus redes antes de llegar a la mitad de la temporada.

En mi caso me la vi del tirón en una tarde (poco más de dos horas) y la disfruté muchísimo. Me queda pendiente verla una segunda vez ya con más calma, espaciando los capítulos y con alguien al lado para contagiar las risas.

Con todo, creo que es el tipo de comedia que faltaba por hacer en España, que demuestra cómo hacen las series británicas que con un buen guion y unos actores que acompañen no es necesario gastarse mucho dinero para hacer un producto de calidad. Porque éste lo es.

Vale la pena? A ver, poco más de dos horas seguro que las podéis sacar para veros la serie. Me extrañaría mucho que no os rierais con ella.