lunes, 28 de noviembre de 2016

Sucesor Designado 1x04 (The Enemy)

Vamos pues con el cuarto capítulo de sucesor designado, un capítulo en el que por primera vz pasa algo de tiempo tras el anterior (una semana) lo que hace que sea más creíble que las cosas vayan pasando (estábamos casi a ritmo 24H).

Éste capítulo tiene un par de temas centrales y unos cuantos accesorios. Quizá es el capítulo que más palos toca, y quizá es por ello que es el que menos ha gustado hasta el momento (vistas las valoraciones). Personalmente creo que baja un poco el ritmo y se diluye un poco comparándolo con los anteriores, pero sigue siendo una buen capítulo.

Veamos pues, las distintas tramas y lo que pienso de ellas. Primero las secundarias.
Es algo casi terciario, pero el que la mujer se esté dando cuenta de que tiene poder como primera dama es un ligero cambio, y que encima tenga que negociar con la otra superviviente designada hace prever alguna trama interesante a futuro.

El flirteo entre el jefe de gabinete y la consejera especial es otra trama que va apareciendo, pero hasta el momento no había sido tan evidente. Veremos en qué queda, pero los dos actores lo hacen bieny hay cierta química, así que ningún problema.

Los problemas con el inexperto jefe de prensa de la Casa Blanca acaban como tenían que acabar, con el hombre que le escribe los discursos al presidente en el puesto. Alguien que sabe manejarse (pese a que era el último mono) y en el que el presidente confía. Pillado por los pelos? Sin duda, pero no chirría cuando lo ves durante el capítulo.

Por último tenemos la investigación del FBI, la trama que se me hace más aburrida y con los peores actores (quitando al hijo del presi). Y total para qué? Para que no avance nada, tengamos la típica charla de película de policías y acabe por llamar una voz misteriosa. Mucho tienen que mejorar para que ésta parte de la serie me interese lo más mínimo.

Y ahora pasemos a las dos tramas gordas del capítulo (y que seguirán siéndolo en un futuro inmediato).

La primera no es otra que la insurrección del gobernador de Michigan (al que ya conocemos), algo que no esperábamos vista la última vez que apareció y que se convierte en un golpe de estado en toda regla cuando la Guardia Nacional se niega a hacer caso a las órdenes presidenciales. La trama está bien, mezcla los derechos humanos, la insurrección por parte de alguien que no cree en el presidente, la candidez de su ayudante… y la demostración de que está convirtiendo en lo que debe ser cuando, engañando a su ayudante, decide engañar al gobernador, traerlo a Washinton y arrestarle. Veremos cómo sigue esto.

Y la última está en el posible bombardeo de la posición del supuesto responsable del ataque. Algo que el presidente quiere evitar porque hay un agente propio en la zona a bombardear y que termina con la destitución del general encargado del asunto (y el inminente bombardeo de suelo Argelino en el siguiente capítulo). Otro buen ejemplo de los cambios rápidos que está sufriendo el personaje de Stuherland.

Me gusta la serie por los temas que se atreve a tocar (sublevación de un Estado y su Guardia Nacional) y cómo los resuelve, con un Sutherland haciendo un gran papel y una serie de tramas auxiliares que le dan ritmo a la serie y ayudan a que no se vaya a hacer larga la temporada completa.

Eso sí, admito que lo del FBI me cansa y que veo una cantidad de clichés alarmantes en momentos puntuales. Supongo que es inevitable, pero a poco que cambiaran unas pocas cosas estaríamos ante una serie totalmente imprescindible. Ahora mismo se queda en bastante buena.

Seguiremos informando.

Valoración en Followmytv: 7,8. (Primero que baja del 8).