lunes, 12 de diciembre de 2016

Westworld 1x01 (The Original)

Bueno, bueno, bueno. La tercera serie en pasarse de forma diaria por el blog será ni más ni menos que Westworld, la última superproducción de la HBO, una serie en la que tienen puestas muchas esperanzas ahora que a Juego de Tronos le queda poco tiempo.

Se nota mucho que es una serie creada con mimo, eligiendo a nombres importantes (Nolan de guionista, Abrahams de productor, Hopkins o Harris como cabezas de cartel) y en la que se ha invertido una cantidad de dinero obscena. Y una serie de estas dimensiones debe entrarte bien ya desde el piloto. Veamos qué tal está éste.

Westworld nos cuenta la historia de un parque de atracciones gigante donde hay más de 2.000 androides cumpliendo una única función: hacer que los turistas millonarios disfruten de una experiencia en el salvaje oeste. Estos androides están programados para cumplir una serie de líneas predefinidas, interactuando entre ellos, pero cumpliendo los deseos de los que vienen de fuera (les llaman huéspedes).

Así, como si de un mmorpg se tratara, la gente que paga puede cumplir ciertas aventuras predefinidas, investigar la zona, acostarse con los androides… y todo sin riesgo, ya que está en su código base la imposibilidad de dañar a ninguno de los turistas.
En éste escenario veremos cómo el creador de los androides ha introducido un nuevo código, uno con el que se actualiza un porcentaje de los que hay en el parque y que les hace ser más humanos. Pero también provoca una serie de errores que hace temer a la directiva del parque. Estos errores parece que dan cierta autoconsciencia a las androides, dejando recuerdos en ellos del interminable bucle en el que están metidos, y haciendo que se cuestionen cosas que de otro modo pasarían totalmente por alto.

Así, tenemos el mundo de Westworld, donde la gente hace lo que puede por disfrutar y los androides son ajenos a su condición, convirtiéndose en simples objetos a conveniencia de los turistas.

Entre estos turistas destaca el interpretado por Ed Harris, un hombre que se porta de forma cruel, matando sin compasión y aprovechándose de sus ventajas como turista. Alguien que está intentando entrar más si cabe en el juego que propone el “parque”, con un plan propio que ya iremos viendo.

Y entre los androides ponen especial atención sobre Dolores, una mujer sin nada que la hada destacar (pinta) y que vive diariamente un reencuentro con el hombre amado, en una secuencia que veremos varias veces. Lo curioso de Dolores es que es el primer androide creado, y que, como vemos al final, quizá no es tan dócil como podría parecer.

Por otro lado están los que dirigen el parque, donde tenemos problemas distintos. De un lado su directora (preocupada por la seguridad) o el director de contenido (escribe las líneas de las aventuras y quiere escalar en la empresa). Pero los personajes que se llevan más miradas son Bernard (ingeniero encargado de los androides) y el Doctor Ford (el creador de los mismos, que parece querer hacer algo con su nuevo programa). Son personajes muy interesantes, que parecen guardar secretos y que te crees desde el minuto 0.

En general me ha parecido un capitulazo, con un guion sólido y una recreación espectacular, tanto del oeste como de las instalaciones de los androides. Una serie con multitud de elementos interesantes entre los que destaco el almacén donde guardan a los defectuosos, la multitud de secretos que parece esconder todo y unos actores que están simplemente soberbios.

Sobre los actores vale la pena que mencione la escena en la que Hopkins habla con el que hace de padre de Dolores, una escena con una gran carga interpretativa y donde los dos actores se salen.

Y hablando de escenas: el capítulo está lleno de grandes escenas (el evento del salón, con un tiroteo digno de Hollywood; la primera aparición de Harris; la creación de los androides; el interrogatorio al que los someten para ver su estado; lo preparada que está la seguridad; el detalle de la mosca…) impresionante de principio a fin en su hora y cinco minutos de metraje.

De verdad que como piloto se me ocurren pocos que estén a la altura de éste, y encima con el ritmo y la calidad habituales de los grandes productos HBO.

Habrá que estar pendiente de ésta serie, y mucho.

Valoración en Followmytv: 9,0.

PD: Me dejo muchas cosas (hay infinidad de detalles), pero el comentario creo que es lo suficientemente extenso. Para más info dejad vuestra opinión o preguntas en los comentarios.