martes, 20 de diciembre de 2016

Westworld 1x07 (Trompe L'Oeil)

Si el capítulo de ayer estaba valorado como el mejor de la serie hasta el momento, con ésta séptima entrega de Westworld tocamos un nuevo techo y nos quedan ya sólo tres más para desear que llegue 2018 y podamos ver la segunda temporada. Lo dije ayer y lo digo hoy: si no lo estropean tenemos sucesora de Juego de Tronos.

Empezaré por Maeve, que aunque sale poco tiene un papel destacadísimo. El robot que se ha liberado, que sabe lo que sucede y que quiere escapar del centro en el que están. Son escenas duras las suyas, pero más por lo que tiene que ver y comprender que por lo que sucede en ellas. Impresiona sobremanera cómo es capaz de acojonar a los dos humanos o cómo saben mezclar su trama y escenas con algunas otras.
Lo siguiente sería la aventura de William y Dolores. Un William que se encuentra a sí mismo, se sincera ante Dolores (que hay alguien que le espera y todo eso) y acaba por caer y acostarse con ella, totalmente enamorado. Pero no acaba ahí la cosa, descubrimos que Dolores parece tener un plano en la cabeza, que les lleva por zonas inexploradas del parque.

Toda la trama de William y Dolores es aventura pura, escenas de acción, de cama, vemos a los indios, tiroteos con gatling, persecución a caballo, asalto a un tren, explosiones… vamos puro espectáculo rodado con gusto y a la altura de las buenas producciones del género.

Y luego está todo lo que sucede en la sede del parque, con la enviada de la Junta aliándose con Teresa para hacerle la cama a Ford, algo que acaba con el pobre Bernard despedido. Parece que nadie salvo Ford tiene acceso a la tecnología que crea las IA, lo más valioso del parque, y tienen miedo de que lo destruya. La escena de la encerrona, con la prostituta (a la que lobotomizan) nos hace ver que los ensueños han roto la programación base de los androides, algo irreparable y que les vuelve impredecibles.
Me encanta el personaje de Bernand en éste capítulo, empatizamos a fondo con él, le vemos recordar a su hijo, su muerte, ver cómo se ha rota su relación con Teresa o cómo Ford no le protege y acaba en la calle… todo para una revelación final que te deja con el culo torcido y que explico a continuación, comentando una escena que me parece simplemente perfecta.

Con Teresa y Bernard en la casa que creó Ford para meter a su familia, el espectador ya nota algo raro y se lleva la impresión: Bernard es uno de ellos. Lo siguiente? Descubren una zona de fabricación secreta que ha estado usando Ford durante años, con los planos de Dolores… y los de Bernard. A la que Teresa se da cuenta de lo que sucede aparece Ford, un personaje totalmente controlado, disfrutando, riéndose de la junta y de que quieran tocar su obra, una obra en la que es Dios. Resultado? Bernard matando a Teresa a una orden de Ford. No tardaremos en ver una copia de ella dirigiendo el cotarro.
Como he dicho ya es un capítulo impresionante, no sólo por la escena final (que justifica por sí sola el capítulo) sino porque todas las tramas siguen avanzando, el ritmo no cae en ningún momento y nosotros nos hemos convertidos en uno más dentro de la historia.

Las revelaciones no son pocas (ensueños irreparables, importancia de la IA, el que nadie salvo Ford sepa cómo funciona todo, el avance de William, el viaje…) y hacen que disfrutes de todos y cada uno de los minutos del capítulo.

A éstas altura se hacen evidentes muchos detalles que se habían ido poniendo, paralelismos entre escenas de Bernard y de otros androides, escenas a modo de migas de pan de las que seguro hay a patadas y que obligan a ver ésta serie más de una vez. No porque sean capítulos complejos, simplemente por disfrutar de otra forma de cada uno de los capítulos.

Y aún nos quedan tres…

Valoración en Followmytv: 9,4. (Aberrantemente alta)
PD: He dicho ya que las actuaciones son de lo mejor que he visto nunca?