miércoles, 5 de abril de 2017

Iron Fist 1x12 (Bar the Big Boss )

Ya casi estamos, éste es el penúltimo capítulo de Iron Fist, lo que quiere decir que éste mismo fin de semana tendréis mi review sobre la serie al completo. Pero eso será el fin de semana, así que ahora os diré mi opinión sobre éste duodécimo capítulo.

Éste capítulo, de acabar cinco minutitos antes podría haber sido perfectamente el final de temporada. En él tenemos un poco lo que se espera de un último capítulo: lucha contra el malo, análisis y evolución del bueno, momento romántico, humor… un poquito de todo para mejorar lo que veníamos viendo.

Del lado de los “buenos” nos acaban de contar por qué Danny abandonó el monasterio y lo mal que le sentó a su amigo, una relación que se podría haber explotado más si éste último hubiera aparecido en la serie antes.  Además el choque entre el amigo y la novia también hubiera sido interesante de aparecer más tiempo en pantalla, al menos la reconversión al lado de los buenos de la chica no tarda demasiado.

El plan y el combate contra el villano es bastante de opereta, especialmente el plan. No ha habido ningún momento en que el malo de Iron Fist me pareciera una auténtica amenaza (lo dije en la review de ayer), y justo cuando empieza a parecerme un malo en condiciones van y lo quitan de en medio (de forma temporal, que con la Mano ya se sabe).

El combate bajo la lluvia, con discusiones entre los personajes… de lo mejor del capítulo, y eso que el peso lo lleva la chica, probablemente el personaje que mejor da en pantalla en las escenas de acción (al bueno de Danny se le ve el doble cada dos por tres). Una escena muy chula pero que al terminar te deja con la sensación de que ha sido para nada.

Y luego están mis queridos Michum, esa familia disfuncional con un padre ido de la cabeza y un hijo que me encanta (y que veo perfectamente haciendo de Joker). Son unos personajes que están demasiado pasados de vueltas, especialmente un padre sobreactuado al que deseo una muerte lenta y dolorosa; pero ese machaque constante hacia el pobre chaval me parece ya de humor negro.

En general ha sido un capítulo que me ha gustado bastante, la acción me ha parecido buena, los escenarios bien escogidos, los momentos de humor involuntario me han encantado, ha vuelto Ward (los capítulos en los que no ha estado han sido los peores), se ha recuperado la relación amoroso y se ha “terminado” con la trama de la mano.

La lástima es que ha sido todo un viaje para que el tema de los villanos quede exactamente igual y lo único que haya evolucionado haya sido el protagonista, que parece aceptarse a sí mismo y convertirse de verdad en el Iron Fist.

Sobre la última escena, con una trampa de Michum enviándole a la DEA a casa a Danny me parece ya un giro innecesario para darnos un último capítulo. Espero equivocarme y que éste cierre sea únicamente un epílogo para empezar The Defenders, porque bien podrían haber retrasado el final un capítulo más y presentarnos mejor las razones del villano de turno.

Me gusta, pero no tanto como lo hicieron los primeros.

Valoración Followmytv: 7,2.

Valoración Imdb: 8,5.