lunes, 8 de mayo de 2017

After Earth

After Earth es una de esas películas que ya me olían mal desde el momento de su promoción, con un tráiler que, al menos, dejaba a las claras con lo que uno iba a encontrarse: acción sin demasiado sentido en una tierra salvaje.

La cinta de los Smith nos lleva a un futuro en el que la raza humana ha estado en guerra con una raza alienígena, en ese lugar vemos cómo Will (ni me acuerdo de los nombres de los personajes) es un héroe de guerra y el primero capaz de vencer en combate al enemigo; mientras que su hijo siempre ha estado a la sombra del padre.

Aquí empieza su primera misión conjunta: trasladar a un prisionero enemigo en nave. Lógicamente la cosa sale mal, la nave se estampa y padre e hijo tendrán que hacer lo posible por intentar sobrevivir en un entorno hostil.

Y ya está, el resto del metraje se limita a ver a un Will Smith que no se mueve y a un hijo que parece carecer de cualquier tipo de dote interpretativa y se limita a ir de un lugar a otro pegando saltos intentando no matarse.

Con una carencia total de buen ritmo narrativo, de profundidad de los personajes e incluso con una interpretación pésima del actor principal (Jaden Smith) acaba por quedarnos sólo un espectáculo visual de gran nivel pero  que ya hemos visto en películas mucho mejor llevadas.

Y es que uno puede perdonar la falta de trama, incluso las malas interpretaciones, pero al menos que la película entretenga, y ésta no lo hace en ningún momento.

Aburrimiento puro.

Valoración Personal: 4.