sábado, 6 de mayo de 2017

El olivo

El olivo es una película pequeñita, y no sólo porque dure una hora y media escasa, sino por medios y aspiraciones.

Nos cuenta cómo Alma, una chica que vive en un pueblo y que quiere muchísimo a su abuelo, cree que la venta del olivo milenario de la familia por parte de los hijos de éste es lo que ha hecho que el abuelo pierda las ganas de vivir. Así, intentará convencer a un amigo y a su tío para recuperar lo que vendieron.

Con apenas tres personajes y una historia simple que apela a las raíces y a los sentimientos, se monta una película muy resultona que consigue lo que se propone. El mérito creo que es del trío de actores protagonistas, con Anna Castillo y Pep Ambròs un escalón por detrás del gran Javier Gutiérrez; aun así, buena química entre los tres.

Es una película hecha con cariño, que aunque cuente con momentos un tanto típicos (especialmente en el final) no deja de ser divertida y amable, algo con bastante mérito.

En el apartado formal tampoco sorprende en ningún momento. Nada que la haga especial, pero aún así sigue notándose ese mimo que emana por cada poro de la película.

Supongo que seré un sensiblero y es eso lo que me ha acabado ganando, pero el caso es que veo que objetivamente no es nada del otro mundo, pero consigue llegarme (en algunos momentos) y no tengo claro el porqué. La magia del cine?

Entonces la recomendaré, no? Pues no lo sé XD. Es una película que hemos visto alguna que otra vez (al menos su concepto) y que no destaca por nada en particular… así que bajo vuestra cuenta y riesgo le podéis dar una oportunidad. Facilona? Emotiva? Sí a ambas.

Valoración Personal: 7.