viernes, 30 de junio de 2017

American Gods 1x08 (Come to Jesus)

Puff, de verdad que será complicado hablar de éste octavo capítulo de American Gods, el último de la temporada. Y lo será porque mi intención es hablar sólo de él, no sobre la temporada en sí, algo que haré en breve en otro post.

Creo que, como hago siempre, lo mejor será ir por personajes, hacer un breve resumen y pasar luego a comentar lo que me ha parecido el capítulo.

Éste Come to Jesus (título del capítulo) arranca como casi todos, con una historia. Que la cuente un Dios que ya hemos visto y lo haga a Miércoles y Sombra es secundario. Es una historia que ocupa un cuarto de hora, y nos narra la historia de la Diosa de la fertilidad que absorbe a sus “creyentes” mediante el sexo, de cómo era muy poderosa y fue cayendo hasta volver a alzarse gracias a los nuevos Dioses. Es una buena historia, como siempre, le da trasfondo al personaje y tiene momentos visualmente impactantes. Además, volveremos al personaje más adelante, cuando le ordenen acabar con alguien (¿Sombra?) y cierre ella mismo el capítulo al llegar a donde están los protagonistas.

Luego tenemos  a Sombra y Miércoles, que siguen discutiendo, como siempre. Ahora más centrado en la fe. El dúo acaba por llegar a la casa de una antigua Diosa, la de la primavera, una que ha acabado recibiendo las migajas de la fiesta de Pascua; pero que pese a ello parece feliz, rodeada por un montón de Jesucristos y en una casa que parece todo alegría. La presentación del personaje y su entorno choca mucho, felicidad, colorido… algo que no hemos visto en la serie hasta éste momento. Además, el personaje de Ostara (la primavera) parece querer quedar ajeno a todo, aunque Miércoles intente convencerla.

La trama de la zombi y el Leprechaun también termina en ésta casa; ella ya mostrando signos de podredumbre, y él llevándola ante Ostara, una mujer capaz de devolver la vida a los muertos. Lástima que la muerte que debe “curar” haya sido ordenada por un Dios (Miércoles) y ejecutada por el Leprechaun. Éste dúo me sigue gustando, así como la revelación de que todo lo malo que le ha sucedido a la pareja (Sombra y su mujer) ha sido por culpa de Miércoles. Además, ver a un tipo tan grande como el Leprechaun levantado por los testículos por una mujer tan pequeñita… es todo un impacto visual.

El capítulo se precipita a su final cuando los dos secuaces de los Nuevos Dioses llegan a la casa, hablan con la anfitriona y discuten con Miércoles. Es una discusión sobre la fe, sobre qué quieren realmente los hombres y lo “obsoletos” que están los viejos Dioses. Una discusión interesante, con chicha en el fondo y muy bien interpretada. Pero una discusión que termina con la muerte de un montón de gente a manos de Miércoles (que se rebela como Odín) y con el despertar de la Diosa de la primavera, aceptando quién es realmente. Declaración de guerra hecha y primer creyente para la saca (Shadowmoon).

Es un capítulo que me ha gustado, me ha parecido mucho más redondo y menos onírico que otros (aunque tenga sus momentos), lo suficientemente potente como para atrapar a cualquiera.

Buenas actuaciones, buenos efectos especiales y un avance significativo en el argumento. La serie despega y… termina hasta nueva orden. Lástima de coitus interruptus.

Valoración Followmytv: 8,8.

Valoración Imdb: 8,9.

PD: Ver a tantos Jesucristos tiene tela, y el humor tan especial de la serie se deja notar bastante.