jueves, 3 de agosto de 2017

Juego de Tronos 7x03

Llegamos al tercer capítulo de la séptima temporada, casi el ecuador de la serie y el último capítulo que reseñaré hasta mi vuelta de las vacaciones (no me pondré a escribir reviews en el móvil, lo siento), así que hasta finales de mes os dejaré con la incógnita de lo que me ha parecido a mí el capítulo de la semana. Eso sí, luego me haré un maratón y los pondré todos seguiditos, para que no os quejéis.

Pongamos el primer foco en Rocadragón, con el esperado encuentro entre Daenerys y John, un encuentro que no va todo lo bien que debería, pero que nos regala una escena de más de doce minutos totalmente imprescindible a nivel actoral (especialmente los secundarios de la misma) y en la que tendremos un primer contacto.

En éste mismo punto tendremos alguna conversación más totalmente imprescindible, como la que tienen Tyrion y John o el mismo John con Daenerys y que muestran cómo poco a poco van acercando posturas. Es que a ver, ir a decirle que vienen los zombis y que pasas de jurarle lealtad es como para que recibir un recibimiento frío.  En fin, que quitando el final, esto es lo mejor del capítulo y algo totalmente esperado durante muchísimo tiempo, espero que hagan migas más pronto que tarde.

Ahora pasemos el foco a tres lugares más “secundarios”.

En el primero Sansa demuestra que está capacitada para gobernar Invernalia, siendo capaz de hacer malabares incluso con meñique. Por si fuera poco está el reencuentro con bran, un chaval cambiado y casi ido que llega diciendo que debe hablar con John (la esperada revelación de su linaje).

El otro punto “menor” es el de Sam y Jorah, dos personajes que se han acercado mucho tras lo sucedido anteriormente y que se marcan otra de esas grandes escenas de diálogo que tan bien saben hacer en ésta serie. A ver si les vemos pronto en Poniente, quizás acabemos teniendo a Jorah mediando en favor de John, quien sabe.

Y el último lugar “menor” es el de Theon, pescado del mar por los pocos Greyjoy que le quedan y enfrentado a lo que vuelve a ser. Cómo acabará éste hombre?

Le toca ahora a Desembarco del Rey, donde Cersei celebra la victoria del capítulo anterior y da largas a un Euron totalmente desatado en modo Rock Star. Es curioso cómo el humor negro sigue presente en las miradas entre Euron y Jaime, un Jaime que tiene que acostarse con su hermana (que cada vez está más loca) para recordarse que la quiere.

Aquí tenemos también el escenón de la tortura hacia las cautivas, si es que las mujeres son malas cuando quieren.

Y por último el final, la toma de Roca Casterly por parte de las fuerzas de Daenerys, un asalto que parece ir bien hasta que te das cuenta de que es una trampa: Euron destroza lo que queda de la flota, y los Inmaculados se quedan aislados en una fortaleza abandonada por unos Lanister que han ido a tocar a la puerta de lo Tyrell, abandonando su hogar ancestral en pos de uno mucho más productivo: parece que la casa del León está ganando la guerra.

El momento final con Olena confesándole a Jaime lo que hizo una vez tiene claro que morirá rápido y sin dolor es de levantarse y aplaudir XD.

Resumiendo, que me alargo, un tercer capítulo que empieza a coger carrerilla, en el que los personajes principales están cada vez más cerca de su destino y en el que se demuestra que lo que parecía un paseo militar por parte de Daenerys requerirá un poquito más de esfuerzo y unos pocos aliados nuevos (se han cargado a los que tenía en apenas dos capítulos!).

Espero con ganas el cuarto capítulo, que estoy convencido me encantará. Y no puedo esperar a que acaben la serie (que no la temporada) para ponérmela en bucle XD.

Valoración Followmytv: 9,0.

Valoración Imdb: 9,4.