miércoles, 13 de septiembre de 2017

Los Hombres Libres de Jones

Éste sábado os traigo una película con base histórica protagonizada por Mathew Mcconaughey, el actor que pasó al estrellato con True Detective y Dallas Buyers Club.

La película nos traslada a la guerra civil americana, la de norte contra sur, en ella, un médico del ejército se harta de ver morir a jóvenes por una causa que no es la suya y deserta del ejército. Desde ese momento se dedica a intentar hacer que las personas que le rodean consigan ser libres, creando una especie de milicia armada contra ambos bandos.

La película intenta ser tanto un retrato de un momento histórico muy concreto como una reivindicación a todo lo que sufrieron los negros en los Estados Unidos, y no sólo durante la esclavitud, sino hasta tiempos mucho más modernos.

Lo hace mediante un esquema que hemos visto en películas como el Patriota, con ese idealista rebelándose contra el ejército al que pertenece y enfrentándose a él. El caso es que la película no acaba de definirse, y no tiene claro si convertirse en una película de acción o acabar siendo un alegato político. Ésta indecisión hace que el resultado final de la misma sea un tanto irregular, y el sabor de boca que deja su final no sea todo lo redondo que podría ser.

Porque el resto de elementos de la cinta están bien, desde la ambientación hasta las interpretaciones pasando por los efectos especiales. De hecho, si se mira la película como una serie de partes independientes se me antoja excelente… pero al juntarlas no acaban de quedar todo lo cohesionadas que deberían.

No es falta de ritmo, no es un bajón evidente en algún momento… es simplemente que no acaba de funcionar. Supongo que en éste caso podría hablarse de un fallo de director, incluso de concepción; uno que deja una película que podría aspirar a la excelencia en un… pues no está mal.

Y es una pena, porque el tráiler pintaba a peliculón de los buenos, de esos que te dejan con el culo torcido y con ganas de volver a ellos (como el Último Hombre, también bélica).

En fin, una película que no es mala, pero que es totalmente prescindible, y más con la oferta que hay a día de hoy en las salas y plataformas de streaming.

Valoración Personal: 6.


PD: Comercialmente la película fue un fracaso absoluto, no llegando a recaudar ni la mitad de lo que invertido en ella.