jueves, 14 de septiembre de 2017

Monstruos SA

Sé que no es sábado, pero a veces también apetece salirse de la norma (ya sabéis, una película semanal estrenada justo un año antes) y ver algunas cosillas que habían quedado pendientes o que se quieren repetir. Éste es el caso de Monstruos SA, una película de la gran Pixar y que, curiosamente no se había pasado todavía por el blog.

La película (de animación) nos cuenta una historia muy curiosa, la de una sociedad de monstruos que vive en un universo paralelo al nuestro y que necesita la energía extraída de asustar a nuestros niños para poder seguir adelante con su sociedad. Para tal efecto tienen a una serie de asustadores, encargados de cruzar unas puertas especiales que les llevan a los armarios de los niños, desde donde deben asustarles.

En éste mundo se tiene la creencia de que los niños humanos son tóxicos, incluso mortales para los monstruos, con lo que los asustadores son tenidos como auténticos héroes.

En éste marco tendremos a Mike y Sullie, una pareja de amigos que se dedican a asustar; siendo Sullie el mejor asustador que existe y Mike su entrenador. Sullie, un día que se queda hasta tarde acaba por encontrarse con una niña del mundo humano, momento en el que la película acaba de arrancar: la podrán devolver? Es tóxica de verdad? Y algún que otro giro de guion interesante.

La película es original, tiene un buen ritmo y resulta incluso tierna por la relación que se va formando entre Mike, Sullie y la niña.

Visualmente está a la altura habitual del estudio, y aunque sea una película del año 2002 y la hayan superado con creces en el apartado técnico, sigue sin cantar en ningún momento, transportándonos estupendamente al mundo de los monstruos.

Mosntruos SA es de esas películas que hicieron grande al estudio, una que no sólo aporta una historia entretenida que pueden disfrutar niños y mayores apoyada por un apartado técnico puntero. También es una película que aporta algo más, un plus de calidad que muy pocas películas tienen y que la catapulta hacia la excelencia, siendo una de las mejores películas del estudio.

Quizás será el que he explicado el cuento (en papel) a mi hijo decenas y decenas de veces, pero le tengo un cariño especial a ésta película y a sus dos personajes. Una película que nos devuelve a la infancia y que se puede disfrutar perfectamente a cualquier edad.

Valoración Personal: 9,8.