sábado, 6 de enero de 2018

Train to Busan

Train to Busan es una película curiosa, una cinta coreana que hizo bastante ruido dentro de los círculos especializados, y lo hizo siendo una cinta del género zombi. Vayamos con ella.

La película nos lleva a la vida de un ejecutivo de éxito que desatiende a la familia (hija en especial) hasta el punto habitual visto en las películas americanas. Así que un día decide ceder y llevar a la niña con su madre (a visitarla), para lo que cogerán un tren.

En éste marco tan sencillo se desata una epidemia zombi, que seguiremos desde el tren, conociendo a un puñado de pasajeros del mismo y viendo desde dentro cómo la sociedad coreana se va desmoronando en apenas un trayecto.

Es una película hecha con mucho mimo, que sabe de qué género es y cómo aprovechar los medios que tiene hasta el punto que da la sensación de ser una película de un presupuesto holgado, ya que en ningún momento echas de menos según que escenas de películas americanas.

La mayor parte de la acción transcurre en el tren, con los personajes más o menos típicos, pero a los que vas cogiendo cariño aunque sepas que son carne de zombi. Pero el poder saber con algunas escenas cortas lo que sucede en el exterior abre el ángulo de la película y le da un plus de calidad.

Cuenta además con un ritmo muy bien medido, con escenas de acción típicas del género (pero bien llevadas) y los momentos justos para seguir profundizando en los personajes.

Me detengo un momento en los personajes, porque sorprende que con una sola película haya llegado a empatizar y ponerme más en la piel de los personajes que en las últimas temporadas de The Walking Dead. Un mérito tremendo con el corto tiempo del que dispone la película y que demuestra que a veces no es necesario darle tantas vueltas a una cosa para que al espectador le guste.

Los actores están bastante bien (me gusta especialmente el que hace de marido de la mujer embarazada), aunque es cierto que tienden a la sobreactuación, algo típico del cine asiático y con lo que hay que aprender a vivir (con el sangrante caso del “malo” de la película).

Con todo nos queda una película que creo imprescindible para los amantes del género zombi, una obra realmente buena que puede gustar a cualquiera que disfrute con una cinta de acción o le haya llamado la atención la sinopsis de la película.

Sorprendentemente buena.

Valoración Personal: 8,8.