miércoles, 14 de diciembre de 2016

The Walking Dead 7x08 (Hearts Still Beating)

Llega a The Walking Dead el parón navideño, y con él el ya clásico octavo capítulo que eleva el tono de la serie y te deja con ganas de que vuelvan. Veamos qué nos aporta éste capítulo, que al final ya os diré qué me ha parecido la mitad de temporada.

Éste octavo capítulo ha recuperado lo que todos queríamos ver, un salto entre todos los personajes relevantes para ver qué están haciendo junto a una escena final en la que se unen (menos un par) y nos dan a entender que al fin se rebelarán contra Negan.

Intentaré ir por partes, al menos hasta que se juntan y tenemos la traca final.

De entrada el grupo de Hilltop (Maggie, Sasha y Enith). Tres personajes femeninos que ganan en fuerza y se están erigiendo como los nuevos líderes de la comunidad. Especial mención para una Maggie que ha vuelto con fuerza y ganas de devolver los golpes.
En Alejandría tenemos a un Negan feliz de la vida jugando a las casitas con Carl y los demás, un buen humor perfectamente fingido que acabará por explotar en la evidente locura al final del capítulo.

Luego está Daryl, que ayudado por Jesús consigue escapar de la base de Negan, no sin antes quedarse a gusto. Es un trozo algo alargado, pero siendo Daryl de los favoritos entre el público también es normal.

Rick y Aaron se la van jugando para conseguir suministros en una escena absurda donde casi perdemos al segundo. Dos personajes que parecen conectar y estar de acuerdo en que hay que agachar la cabeza. Unas misteriosas botas y una paliza a Aaron a la llegada a Alejandría completan casi todo el capítulo de éstos dos. Sinceramente esperaba algo más del puesto donde consiguen suministros o de su forma de llegar, pero bueno.
En los mundos de yupi que parecen ser el Reino tenemos a una Carol que sólo quiere que la dejen en paz y que no para de recibir visitas (Morgan, por ejemplo). Hasta que llega el segundo de Ezekiel e intenta convencerles para que lleven al rey a la guerra contra Negan. El argumento? Que la paz es frágil y mejor dar primero que recibir después. La respuesta? Negativa. Me parece un primer paso a lo que evidentemente debe ser unir las dos comunidades contra Negan, y la escena bien rodada y con sentido.

Un par de cortes nos muestran que Michone se da cuenta de la de gente que tiene Negan a sus órdenes, y lo difícil que será acabar con él, desistiendo de hacerlo sola y volviendo con los suyos.

Rosita por su parte sigue emperrada en matar al del bate, aunque una oportuna conversación con el reformado padre Gabriel (quien le ha visto y quién le ve) acaba por convencerle que sólo hará que hagan daño a los demás, y que en caso de resistir deberán hacerlo juntos.

Y luego tenemos a Spencer, el imbécil que acaba por desencadenar el final del capítulo y que se acerca a Negan intentando camelárselo con wiskey. Nosotros ya lo veíamos venir, pero que Negan le abra la tripa delante de todo el pueblo con un cuchillo no deja de impresionar; y es que Negan no soporta a los cobardes ni a los que hacen la rosca.

Lo siguiente es una secuencia de Rosita disparando a Negan (que se salva por Lucille), éste explotando y haciendo que maten a alguien (la gorda de los suministros) y Alejandría dándose cuenta de la amenaza real que supone éste desquiciado (gran actuación física de Jeffrey Dean Morgan). Tensión a cascoporro y una carnicería en ciernes. Hasta que llega Rick.

El sheriff consigue calmar los ánimos y hacer que los Salvadores dejen Alejandría (sin poder evitar que se llevan a Eugene, por hacer la bala), pero la situación ha cambiado: Negan está cabreado y les hará pagar, mientras que Rick se da cuenta de que no pueden vivir así.

Lo último son dos escenas que todos queríamos ver y nos dejan el ánimo por las nubes.

Primero Rick admitiendo ante Michone que tienen que enfrentarse al opresor, juntos (y viendo por primera vez a la actriz abriéndose a alguien).
La segunda, una reunión en Hilltop de Rick con Maggie y Daryl (más unos cuantos de cada grupo), una escena bien llevada y con una gran música emotiva que nos demuestra que al fin se unirán para luchar contra Negan.

Queda aún que se junten con el Reino o aprovechen disensiones internas entre los Salvadores, pero el final del capítulo da esperanzas a futuro.

Buen capítulo, que limpia a dos pesos muertos, nos vuelve a traer a la palestra la locura de Negan y resucita al grupo protagonista. Quizá tenga algunas escenas alargadas o de más vueltas de la cuenta, pero ayuda a quitar el mal sabor de boca que veníamos teniendo últimamente.

Y ahora ha llegado el momento de comentar mi opinión sobre los ocho capítulos en su conjunto, no os preocupéis que seré breve.

Floja, muy floja ha sido ésta primera tanda de capítulos, y eso que arrancaba con un capítulo simplemente espectacular. Pero lo malo venía después, una travesía en el desierto no porque los capítulos fueran lentos (que también) sino porque en un par de capítulos nos podrían haber contado lo mismo y nos hubiera quedado espacio en cuatro más para meter más cosas. Aburridos como ellos solos, tocando suelo en el sexto capítulo.

Espero una segunda mitad mucho mejor, al menos que me importe lo que sucede en pantalla, o mucho me temo que el año que viene será de esas series que veré una vez completada la temporada.

Valoración en followmytv: 8,0.