sábado, 18 de marzo de 2017

El Cuento de la Princesa Kaguya

El cuento de la Princesa Kaguya es una película del estudio Ghibli basada en un cuenta clásico japonés. Un cuento en el que una pareja de ancianos encuentran a una niña que sale de dentro de un brote de bambú y la crían como si fuera hija suya.

La niña irá creciendo de forma bastante acelerada, y pronto se convertirá en el objeto del deseo de varios hombres poderosos de Japón.
Es un cuento con mucha de la mentalidad japonesa, un drama que tiene a la princesa como protagonista y que nos llevará a lo largo de su vida bajo el cuidado de esos padres atentos que parecen querer sólo lo mejor para ella.

La película nos lleva de la mano de Kaguya durante más de dos horas, y lo hace con un estilo de animación para nada habitual, uno que nos recuerda al trazo hecho a lápiz y que huye de técnicas novedosas de animación: lo artesanal por bandera. Con esto quiero decir que tiene un look realmente especial, uno que puede encandilar a mucha gente pero que está alejado de lo que se hace a día de hoy.

La historia de la película está bastante bien, teniendo los elementos clásicos de los cuentos, con su drama, su moralina y todo lo que les caracteriza. El problema principal de la película (en mi opinión) es un ritmo excesivamente pausado, hasta el punto de que me llega a aburrir durante casi todo el metraje.

Vistas las notas de la prensa internacional parece que éste aburrimiento es algo particular. Puedo entender que los japoneses tienen otra forma de contar historias, de hecho me gusta mucho leer tanto manga como ver anime y hace poco he visto algunas películas clásicas del país nipón. Pero una cosa es tener un ritmo lento y el otro es hacerte pesado o aburrido, y eso ocurre cuando lo que me van contando no me interesa lo más mínimo, que ha sido el caso.

Puedo ver que es una película especial, con una producción distinta y que vuelve a las raíces del cuento japonés para traerlo a día de hoy, pero no es una película hecha para mí. Una película que objetivamente está bien pero que en lo personal no me ha llegado, y es por eso que le pongo la nota que veis más abajo.

Os diría lo de siempre: probad y me decís, pero no puedo recomendárosla.

Valoración Personal: 5,5.